La reciente inscripción de la tauromaquia al patrimonio inmaterial de Francia, una decisión que fue tomada por una oscura comisión, plantea nuevamente el debate sobre la defensa de las corridas, con argumentos más o menos convincentes.

A continuación, presento una clasificación de los argumentos pro-corrida por orden de pertinencia.

1 / El toro no sufre, es simplemente un animal.

Agunos creen que el toro como los vegetales, está desprovisto de un sistema nervioso. La Etologia moderna ha demostrado que una inmensa mayoria de mamiferos sufren de daños fisiológicos (maltratos físicos), neurológicos (dolores) y psicológicos (estrés).

Muchos mamíferos y algunas especies de aves son conscientes de ellos, expresan emociones, tienen un lenguaje, pueden proyectarse en el tiempo.

2/ Los abolicionistas deberían preocuparse mejor por flagelo del hambre en el mundo.

¿Qué es lo que hay que comprender ? ¿Que por el hecho de que haya seres humanos que mueren de hambre se puede torturar a los animales? Por qué no mejor los aficionados a los toros, que malgastan el dinero en este espectáculo, se preocupan por destinar ese dinero para ayudar a los necesitados?

3/ respetar a los animales es rebajar a los humanos.

¿Por qué las dos especies tendrían que estar intercomunicadas como vasos comunicantes. Hay una dosis de respeto que se debe compartir? Plutarco, Montaigne, Yourcenar, Tolstoï han presentado tesis opuestas a ese planteamiento: el desprecio y el maltrato animal contribuyen a la normalización del desprecio y de la violencia, cualquiera que ella sea.

4/ La corrida es legal.

Como lo es la polución, los privilegios de antiguos gobernantes, las discotecas a cielo abierto (DJ y miles de jóvenes que se concentran en grandes espacios naturales para bailar), la pena de muerte en Estados Unidos, la lapidación en Irán, la neo esclavitud en China, la deforestación con Napalm, y como en otros tiempos lo fueron también los sacrificios humanos y otras excentricidades.

5/ Quienes condenan la corrida es porque no conocen nada de ella.

Muchos abolicionistas terminan por conocer el tema mucho mejor que un aficionado medio, puesto que se necesita profundizar en el tema para poderlo condenar en su totalidad. Pero no hay necesidad de conocer a la perfección el funcionamiento de una central nuclear para denunciar los riesgos que ella representa.

6/ los aficionados aman a los toros, es gente como todo el mundo.

El hecho de amar y respetar no da derecho a torturar. El aficionado no es el problema principal. Lo que se rechaza es la tortura pública de un animal y la indiferencia de un público que participa en ella, aplaudiéndola.

7/ La corrida es un arte y una tradición.

Pueda que lo sea pero eso no le impide tener una moral. Los juegos del circo romano y los sacrificios aztecas también fueron tradiciones. Se puede ser sensible a la estética y a los codigos de esas tradiciones pero no se las puede aceptar moralmente. En general, las peores atrocidades se cometen con bellos trajes. Los uniformes soviéticos o alemanes por ejemplo…

8/ Si no le gusta ese espectáculo, no vaya…

Espero no ser el único que se quede sorprendido ante tal argumento. El problema no es el de amar o no un espectáculo. El problema son sus consecuencias: la tortura de un animal. Si los que militaron por la abolición de la esclavitud se hubieran contentado con no tener esclavos y compra artículos que no hubieran sido tocados por la esclavitud, habría sido necesario un siglo más para abolir esa práctica.

9/ Picasso y Hemingway amaban la corrida.

Sin querer denigrarlos, ellos se destacaron en el dominio de su arte y no en la profundidad de sus reflexiones. Hemingway se extasiaba ante el espectáculo de un caballo lleno de pánico con las entrañas colgándole… Y en cuanto a Picasso, no es el primer artista insensible a la causa animal.

Seamos serios. La lista de filósofos y artistas que han tomado posición por el tratamiento ético de los animales han sido personalidades como Léonard De Vinci, Einstein, Tolstoï, Lamartine, Plutarco, Gandhi … y contra la corrida en particular, Victor Hugo, Zola, Yourcenar, Théodore Monod, Mark Twain, George Clemenceau y otros tantos…

Si se organizara un concurso de notoriedad entre las personalidades que han estado «por» y «contra», la corrida talvez ni existiera.

10/ Es mejor la muerte digna de un toro en el ruedo que en un matadero. Que los « anti » se vuelvan vegetarianos…

Nada peor que la vida de los animales en criaderos industriales. ¿Pero por qué se ligan estas dos problemáticas? ¿Los humanos seríamos capaces de reservar a los animales otro destino distinto al de la muerte?

11/ Oponerse a la corrida es pura sensiblería.

Muchas victorias humanistas se han ganado gracias a la sensibilidad (abolición de la esclavitud, ley contra el maltrato animal) La sensibilidad es la base de la empatía, lo cual conduce a la Etica, y ésta no es una mala cosa en sí.

12/ La interdicción de la corrida contribuye a la destrucción de la identidad de los pueblos…

Efectivamente hay que preocuparse por la mundialización de culturas como éstas.

13/ Los toros de casta sobreviven gracias a las corridas, su crianza necesita de espacios protegidos.

Los toros bravos en efecto pertenecen a una raza artificial como los pit-bulls, mantenida para el placer de los aficionados. El lado opuesto de este argumento es que para criar ganado de casta se necesitan grandes espacios naturales en estado semi-salvaje. Los toros, como los ratones blancos, o los salmones de Monsanto, pueden desaparecer, ese no es un problema de carácter ético.

En conclusión, existen muchas razones para oponerse a la corrida, no se trata de enumerarlas todas. Personalmente, me opongo a las corridas por principio. Creo en la defensa de los más débiles, humanos o animales, oprimidos por motivos futiles. El calvario de un toro vale mucho más que los minutos de gozo de humanos desocupados (que van a las corridas, ndlt).

Vea el Texto original en Fraces AQUI

Texto copiado AQUI

Por MH Escalante, colaborador de Soyperiodista.com
MH Escalante, colaborador de SoyPeriodista.com | Noticiascaracol.com